EGRESADOS DENUNCIAN MANIOBRAS IRREGULARES DE SUPERIOR PARA ELECCIONES DE UNIATLÁNTICO

Por GUSTAVO ROJAS y HENRY GÓMEZ

Ante la comunidad académica de la Universidad del Atlántico y ante la opinión pública en general nos permitimos denunciar la forma irregular, en el que sin contar con quórum y sin el número de debates reglamentarios para hacerlo y viciando de paso de legalidad todo lo actuado, El Consejo Superior de la Universidad del Atlántico, presidido por la señora gobernadora, ELSA MARGARITA NOGUERA DE LA ESPRIELLA, expidió el Acuerdo 000001 de Mayo 19 de 2020; mediante el cual modificó y adicionó el artículo 11 del Acuerdo 000009 de diciembre 2 de 2009 (Reglamento Interno del Consejo Superior) introduciendo el concepto de “reuniones mixtas” con el que se pretende obviar o legitimar en estas últimas el requisito de asistencia al Consejo Superior (indistintamente de la naturaleza de la misma) de “todos sus miembros” y no de una parte de los mismos.

No conformes con lo anterior y con fundamento en esta preliminar maniobra torcitera, nueve días después y con los mismos vicios de legalidad (en lo atinente a la inexistencia de quórum) violatorios de los artículos 47 del Estatuto General de la Universidad (Acuerdo 004 de febrero 15 de 2007) y 8 del Reglamento Interno del Consejo Superior (Acuerdo 000009 de diciembre 2 de 2009) se expidió el Acuerdo 000002 de Mayo 28 de 2020 mediante el cual se modifica parcialmente el literal h, del artículo 15 del Estatuto General de la Universidad, reduciendo el papel del sector productivo al de postulante y sustrayéndole la posibilidad de elegir autónoma y libre y directamente a su representante ante el Consejo Superior, pues este último cuerpo colegiado ilegítima y arbitrariamente se arroga la potestad de elegirlo como lo señala el artículo 3, literal f, del cuestionado Acuerdo 000002 de Mayo 28 de 2020.

No satisfechos con toda la trasgresión de normas comentadas, el Consejo Superior expidió en esa misma fecha el Acuerdo 000003 de mayo 28 de 2020, mediante el cual adiciona el Estatuto Electoral de la Universidad del Atlántico (Acuerdo 001 de marzo 17 de 2015), estableciendo en su Artículo 7 la adición de un Séptimo Capítulo sobre votación electrónica y derogando en su artículo 8 las disposiciones contrarias, entre ellas y sin mencionarlo, un Acuerdo anterior del Consejo Superior, producto si de una reunión reglamentaria y legítima, que había prohibido las elecciones bajo la modalidad de votación electrónica por inconvenientes y un fraude vergonzoso en el que casi se quintuplicó el censo electoral de la época.

Es muy importante anotar, que por el mismo tipo de vicios en la conformación de quórum y de debates reglamentarios al interior del Consejo Superior para la adopción de decisiones, ya se había recientemente dejado sin efectos la elección de ocho (8) decanos por parte de la Juez AYDA LUZ CAMPO PERNET.

En ese sentido, hacemos un llamado público a los organismos del orden disciplinario (Procuraduría) y penal (Fiscalía) a investigar y sancionar ejemplarmente la reiteración de conductas que aun cuando se sabe que son ilegales, vienen repitiéndose por servidores públicos que en su posesión juraron acatar y respetar la Constitución y la ley y no burlar su sentido y alcance en una labor interpretativa que no les corresponde y mucho menos decisiones judiciales con carácter vinculante prospectivo

Reiteramos nuestra preocupación frente al actuar parcializado de la administración departamental, llamada a brindar y/o entregar garantías a todos los actores con aspiraciones legítimas de obtener el favor de los electores y de ejercer cargos de representatividad al interior de los órganos de decisión de nuestra Universidad del Atlántico y no a favorecer a sectores de sus afectos políticos. Si en las pasadas elecciones de Egresados al Consejo Superior fraudulentamente votaron hasta personas fallecidas como está documentado y se ha denunciado ante las instancias pertinentes sin que exista hasta ahora una decisión de fondo, no quisiéramos pensar de qué manera podría torcerse la voluntad popular a través de un proceso de votación electrónica contratado y controlado por una administración que cada vez genera menos confianza.

Finalmente y frente a todo lo ocurrido consideramos que sería pertinente la designación de un gobernador ad hoc para todo el proceso de elección interna de la Universidad del Atlántico y el acompañamiento de organismos de veeduría que blinden y garanticen la transparencia del proceso.

Barranquilla, Junio 2 de 2020

Compartir esta Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información estadística, mostrar publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, así como para interactuar en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Politica de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar