Nilson Pinilla le pide a la Corte Suprema explicar cómo pudo incorporar a abogados mediocres como magistrados

El expresidente de la Corte Constitucional Nilson Pinilla, recordado por la franqueza y dureza de sus declaraciones en contra de los magistrados cuestionados de los altos tribunales acaba de recibir la noticia de que una denuncia en su contra, concluyó a su favor. Andrea Díaz lo entrevistó sobre la crisis actual.

En 2011 el presidente del Consejo Superior de la Judicatura Ovidio Claros, en nombre de sus colegas, denunció con indignación al entonces presidente de la Corte Constitucional Nilson Pinilla por injuria y calumnia. Le pidió a la Comisión de Acusación que investigara a Pinilla por lacerar su honra al señalarlos de inmiscuir sus intereses políticos en decisiones judiciales.

“Se habría aplicado la exceptio veritatis que es la exclusión de responsabilidad en delitos de calumnia o de injuria cuando se demuestra que lo dicho es la verdad”, aseguró Pinilla.

6 años después, el tiempo le da la razón al exmagistrado a quien le acaban de archivar el proceso, después de que el denunciante se negara a sostener su denuncia

“Muy prudente del señor Ovidio Claros que no hubiere ido a cometer falso testimonio o quién sabe qué otras cosas para agravar la situación”, afirmó el exmagistrado.

Pinilla aseguró que el contagio de la corrupción en las altas cortes siguen saliendo a flote, esta vez con el escándalo de corrupción que envuelve a los exmagistrados Bustos, Ricaurte y Tarquino:

El exmagistrado recuerda como sorpresivo y deprimente el nombramiento de Bustos como presidente de la Corte:

La misma sensación, tuvo con Ricaurte:

Como exmagistrado, les envió un mensaje a Bustos y Ricaurte a quienes les pidió verdad y un poco de dignidad:

Pinilla también cuestionó la confesión del senador Musa Besailesobre la entrega de 2 mil millones de pesos para frenar su proceso

“Mueve a risa una risa bastante triste oír a ese sujeto diciendo que es una víctima y que le pidieron 6 mil millones de pesos y él no pudo conseguir sino 2 mil”, afirmó el exmagistrado.

También le pidió a la sociedad rechazar enérgicamente a los delincuentes.

Según el expresidente de la Corte Suprema de Justicia, la descomposición social de la corrupción se ha vuelto contagiosa y la idea de una Asamblea Constituyente no sería el camino para acabarla pues el problema es de transformación humana.

 

Via: Noticias Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *