TODO LO QUE LA MALA HORA REVELA (los peores virus y bacterias los tienen millones de colombianos en la cabeza)

Por: Henry Gómez Zarate.

1) No es lo mismo enfrentar un confinamiento teniendo un ingreso estable mensual/quincenal que depender de un ingreso inestable y sin seguridad día por día.

2) El modelo económico que preserva la estabilidad laboral, las prestaciones sociales y el derecho de jubilación fue desprestigiado como comunismo. Nos hicieron creer que lo que merecemos es el trabajo por horas, la inseguridad laboral y la jubilación como quimera

3) Una de las características distintivas del neoliberalismo tercermundista es que, por cuenta de la desigualdad y la inseguridad laboral, la clase trabajadora se halla a ras de supervivencia sin importar cuanto gane. Llegar a un límite es solo un asunto de tiempo.

4) Si confinas al que deriva su sustento del rebusque diario se enfrenta de inmediato al ras de supervivencia. Si la empresa privada le anula temporalmente el contrato a sus empleados mientras están confinados (y por coacción puede hacerlo) la proximidad a ese ras va a depender de su última mesada. Es inexorable, con mínimas variaciones de tiempo, la condición límite.

5) El rebusque, la informalidad y la precariedad de la formalidad laboral tienden a igualarse por lo bajo con el neoliberalismo (la última reforma anunciada es el trabajo por horas)

6) El servicio sanitario en manos privadas convierte la salud en mercancía. La atención sanitaria queda sujeta a lógicas capitalistas de mayor ganancia con los mínimos estándares presentables de calidad (esto último en caso que exista una presión social que lo exija). La sanidad privatizada de Colombia es un nido de corrupción sin que exista presión social por exigir mínimos estándares de calidad ( marchar y promover servicios sanitarios eficientes o públicos es «comunismo»)

7) Los países con mejor educación son aquellos que tienen mayor equidad social. Los que cuentan con mejores niveles de desarrollo científico invierten porcentajes significativos de su PIB a educación, ciencia e investigación. La oportunidad educativa es igualitaria: ricos y pobres estudian juntos en la misma escuela. Contrario a esos países la educación pública en todos los niveles en Colombia ha venido siendo desfinanciada desde la reforma pastranista de reducción de transferencias. Se ensancha cada vez más la brecha entre la muy selecta educación que reciben los ricos en instituciones privilegiadas y la educación pública. Dependemos de otros países y otros sistemas educativos que vengan en auxilio con la producción de saberes y conocimientos que nos salven. Marchar y exigir presupuesto para la educación pública es «comunismo»

Qué nos queda en medio de la pandemia y frente a una posibilidad de confinamiento?

Millones de personas que viven del día a día están compelidas a botarse a la calle a rebuscar la subsistencia.

Otros tantos, bien vestidos y mejor perfumados, ruegan que las empresas privadas no suspendan sus contratos y los dejen seguir yendo al trabajo. Se exponen pero sobreviven. Ni el vestido ni el perfume ocultan la condición laboral precaria de la formalidad neoliberal.

Nuestro sistema sanitario está diseñado para extraer el máximo de ganancias. Es refractario a la investigación y generación de conocimiento.

El sistema educativo que podría llenar vacíos está históricamente desfinanciado.

Y las políticas que podrían revertir el cuadro anterior, millones de personas las detestan porque les enseñaron a creer que se trata de comunismo.

Me pregunto: dónde están los virus más agresivos y pertinaces?

Compartir esta Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información estadística, mostrar publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, así como para interactuar en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Politica de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar