YO DENUNCIO…UN NUEVO ESCALÓN DE LA PESTE DEL MIEDO Lean esto:

Por: Henry Gómez Zarate

En el municipio de Fundación Magdalena, en el día de hoy, todo transcurría normal: el comercio abría sus puertas, el mercado nutrido con sus clientes asiduos, los estudiantes en sus escuelas y las amas de casa dedicadas a sus oficios domésticos. De pronto, de la “nada”, surgió el rumor que el ELN estaba metido en una de las escuelas del municipio “forzando el reclutamiento de niños” y fue el caos.

Los padres y madres, en estampida, abandonaron sus labores cotidianas y se botaron a las puertas de los colegios demandando la entrega inmediata de cada uno de sus hijos.

Ni en las épocas más crudas del conflicto armado tal tipo de eventos tuvieron lugar, pero pese a la poca verosimilitud del inusitado rumor que involucraba a los estudiantes: ¿cómo detener una reacción instintiva de miedo por parte de sus progenitores?

Este hecho y la cadena de saqueos ocurridos ayer en distintas partes del país no son fortuitos en épocas pre-electorales. Están sembrando miedo para vender seguridad, están escalonando ya al terreno de los hechos, toda la narrativa fascista con que han intentado arropar a la izquierda (el “castrochavismo”, la “venezolanización del país”), en vista de su ineficacia frente al fenómeno electoral “Petro”.

Lo más peligroso de todo este asunto nos remite al contrahecho proceso de pacificación que Uribe agenció con los “paramilitares”: en vista que en dicho proceso jamás se incluyeron a los actores creadores, entrenadores, financiadores, apoyadores y protectores del paramilitarismo, esas estructuras de ultraderecha siguen intactas para desestabilizar, sembrar miedo y continuar con su lógica de eliminación, a fin de perpetuar el orden político, económico y social funcional a sus privilegios e intereses.

Mucho ojo con lo que viene.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *